Intervención interior

Embutidos ibéricos Garcinuño es una empresa familiar que, siguiendo las costumbres de nuestros mayores, elaboran los productos de cerdo como antiguamente se hacía con «la matanza» en los pueblos. Actualmente la empresa la dirige la segunda generación  de la familia, cuyo uno de sus principales objetivos es la de buscar el equilibrio entre la tradición y el saber hacer de un pequeño pueblo, con la modernidad de los nuevos tiempos, sin perder en ningún momento el respeto por el medio ambiente y su entorno.

Teniendo en cuenta la filosofía de la empresa, de mantener sus orígenes a la vez que se adaptan a las nuevas tendencias y épocas, se pusieron en contacto con nosotros para la realización de un proyecto de interiorismo comercial, el que adaptásemos su establecimiento de venta al público a la nueva imagen de marca. Para ello se les propuso mantener en la medida de lo posible las preexistencias, a la vez que se le daba un aire nuevo a la tienda, haciéndola más acogedora, luminosa, y sobre todo, donde se pusiese en valor el producto, como principal protagonista.

El establecimiento a intervenir es un local de 50 m2, ubicado a pie de calle, en un pequeño pueblo de la provincia de Segovia, donde el trato con el cliente es directo, cercano y cotidiano, buscando hacer sentir al cliente como en casa.

Año del proyecto: 2019 | Área: 50 m2 | Localización: Monterrubio. Segovia