Cuando el cliente vino por primera vez al estudio de arquitectura para desarrollar este producto, planteó la necesidad de realizar un espacio de exposición y venta de elementos de hostelería de la marca Churchil, donde la máxima a alcanzar era la versatilidad y sencillez en el stand, dando importancia al producto expuesto.

Las piezas de menaje varían mucho sus tamaños dependiendo de la utilidad y las tendencias, por ello se propuso una estantería en la que la altura de huecos y número de baldas pudiesen variar fácilmente. Para ello se dotó a la estantería de unos tirantes de acero sobre los que deslizar las baldas en toda su longitud, permitiéndonos sujetar las baldas a la altura deseada mediante pasadores.

Ejecución: 2014 | Cliente: https://www.churchill1795.com